Derrota del filial contra el Riudoms (1-3)

El filial terminó su particular Tourmalet de partidos con una derrota contra el Riudoms en un encuentro trabado y en el que el conjunto aragonés no encontró su mejor juego frente a un adversario muy pragmático. El equipo catalán salió enchufado al césped del Enrique Porta y después de un disparo al lateral de la red de Joana consiguió adelantarse en el marcador por medio de Lledó, que aprovechó un choque entre Lucía y la defensa para anotar el primero.

Tras el tanto, las catalanas siguieron generando peligro, especialmente a balón parado, lo que pudo significar el 0-2. Lucía detuvo con seguridad un disparo de Andrea Ibáñez en segunda jugada y Esther lanzó arriba otro balón de estrategia.

Poco a poco el Zaragoza CFF, pese a no sentirse cómodo, se estiró y empezó a generar ocasiones claras. María Muñoz cruzó en exceso tras una carrera desde la derecha que terminó en saque de esquina y después llegó la mejor, una gran doble oportunidad que salvó la portera visitante. Primero rechazó como pudo el zapatazo lejano de María González y después frenó a Vanesa en el rechace. Y justo cuando parecía que el empate podía llegar, una pérdida en campo propio la castigó María con un lanzamiento con rosca desde la frontal que tocó en la base del palo.

Salió el filial a por todas tras el paso por los vestuarios y en el primer minuto logró reducir distancias con un golazo de Vanesa desde 30 metros tras ver adelantada a Brigi y Cristina, de cabeza a centro de Susana, pudo empatar, pero de nuevo, cuando el Zaragoza CFF más apretaba, Joana en un mano a mano en una posición más que dudosa consiguió el 1-3.

Después el partido fue de alto voltaje, hubo muchas interrupciones y eso benefició al Riudoms, que se arropó atrás y salió a la contra con el Zaragoza CFF a la desesperada y con cansancio en sus piernas. De hecho, de las visitantes fueron las últimas ocasiones del encuentro, protagonizadas por Paula, que golpeó su tiro en la madera, y Joana, que chutó fuera en otra salida a la carrera.